LED PARTNER:

PHILIPS

AUDITORÍAS DE EFICIENCIA 

ENERGÉTICA

EXPERTOS EN ILUMINACIÓN

DE TEMPLOS

ELABORACIÓN DE PROYECTOS

FACULTATIVOS

PROFUNDO CONOCIMIENTO

DE LAS ESCENAS, PARA UNA ÓPTIMA

PERCEPCIÓN DEL ENTORNO

NOS ADAPTAMOS A LAS EXIGENCIAS

DE NUESTROS CLIENTES

Iluminación Arquitectural y Tecnología LED

Resalta monumentos, interiores y edificios de una manera definitiva.

Esta tecnología de control de la luz proporciona a la arquitectura un nuevo concepto en la iluminación y decoración de fachadas y en la ambientación interior de Templos y Edificios emblemáticos.
El coste energético es altamente reducido y las posibilidades son prácticamente ilimitadas.

La luz es un componente esencial en cualquier medio ambiente ya que hace posible la visión del entorno; pero además, al interactuar con los objetos y el sistema visual de los usuarios, puede modificar la apariencia del espacio, influir sobre su estética, ambientación y afectar el rendimiento visual, estado de ánimo y motivación de las personas.

La iluminación de edificios sagrados: protección y conservación

Un buen ambiente de iluminación en las iglesias contribuye esencialmente a que los visitantes se sientan acogidos y que les permite retirarse por un momento de la vida cotidiana. Esto se puede lograr con una iluminación directa e indirecta coordinada, reduciendo a lo máximo los reflejos, buena reproducción cromática y colores cálidos. Componentes de iluminación directa acentúan elementos litúrgicos, mientras que los componentes de luz indirecta crean brillo espacial general con características de luz suave.

El uso de la tecnología LED con el componente mínimo UV garantiza la protección del arte sacro, y permite la regulación de luminarias y adaptar la iluminación al ambiente deseado.

El diseño de iluminación requiere comprender la naturaleza (física, fisiológica y psicológica) de esas interacciones y además, conocer y manejar los métodos y la tecnología para producirlas, pero fundamentalmente demanda una fuerte dosis de intuición y creatividad para utilizarlas. Visto desde una perspectiva globalizadora, el diseño de iluminación puede definirse como la búsqueda de soluciones que permitan optimizar la relación entre usuario y su medio ambiente. Esto implica tener en cuenta diversos aspectos interrelacionales y la integración de técnicas, resultados, metodología y enfoques de diversas disciplinas y áreas del conocimiento, como la física, la ingeniería de edificios, la arquitectura, el gerenciamiento energético y ambiental, la psicología, el arte, etc. Por ello la solución a una demanda específica de iluminación debe ser resultado de un marco interdisciplinario.

Ventajas Generales de usar LEDs:

Flexibilidad en el diseño: luces ocultas

Ahorro hasta un 80% en consumo de electricidad

Colores saturados sin uso de filtros

Luz directa que incrementa la eficiencia del sistema

Robustez, seguridad frente a vibraciones. Fuente de estado sólido

Menor dispersión de luz al hemisferio superior debido a un mejor control óptico

Luz dinámica, con posibilidad de cambiar el punto blanco

Regulación total sin cambio de color

Arranque instantáneo 100% luz

Sin pérdidas en los filtros

Vida larga (hasta 50.000 horas)

Reducción de costes de mantenimiento

Lo Instala y se Olvida.

El concepto de iluminación eficiente:

Se puede decir que un sistema de iluminación eficiente es aquel que, además de satisfacer necesidades visuales, crea también ambientes saludables, seguros y confortables; posibilita a los usuarios disfrutar de atmósferas agradables; emplea apropiadamente los recursos tecnológicos (fuentes luminosas, luminarias, sistemas ópticos, equipos de control, etc.) y hace un uso racional de la energía para contribuir a minimizar el impacto ecológico y ambiental. Todo esto por supuesto, dentro de un marco de costos razonable que no solamente debe incluir las inversiones iniciales sino también los gastos de explotación y mantenimiento.

Iluminando interiores de forma sostenible:

Alrededor del 65% de toda la electricidad utilizada en la mayoría de los edificios corresponde a la iluminación, lo que la convierte en uno de los puntos más interesantes para ahorrar energía. La renovación del alumbrado es además una de las actuaciones más sencillas y económicas de llevar a cabo para rehabilitar energéticamente una instalación. Tanto realizando reemplazos punto a punto de las luminarias o lámparas existentes como a través de una nueva implantación de sistemas de iluminación que reduzca la potencia instalada se puede conseguir reducir drásticamente el consumo de un edificio. Estas soluciones unidas a las posibilidades de gestión, racionalización del uso de la energía e interacción con el resto de sistemas del edificio que habilitan los sistemas de control, permiten reducir sensiblemente la demanda energética de las instalaciones eléctricas generando rápidos retornos de la inversión.

Sistemas de gestión y control de la iluminación

Independientemente de que la solución es autosuficiente o integrada en la luminaria – los sistemas de gestión de la iluminación inteligentes  establecen nuevos estándares en el control flexible de la luz y el ahorro energético en los edificios. En este concepto de iluminación, la cantidad de luz artificial se adapta a la luz del día existente para maximizar la eficiencia de energía. La eficiencia puede incrementarse aún más mediante el uso de sensores de detección que encienden las luces sólo cuando una persona está realmente presente en la sala. Los sensores son un componente fundamental en cuanto a la iluminación eficiente en estancias. Con las soluciones de iluminación que ofrecen los requisitos de conservación, nuestros sistemas de gestión de la iluminación  aseguran constantes niveles con brillos predefinidos en los objetos a iluminar. De acuerdo con el tipo de sistema de gestión de la iluminación, se pueden guardar escenas de iluminación predefinidas y secuencias dinámicas y luego activarlas utilizando diversos elementos operativos tales como controles remotos, paneles táctiles y/o pulsadores.

  

¿En qué consiste la Tecnología Led?

Un diodo emisor de luz LED (led emitting diode) es un semiconductor que produce luz cuando la corriente pasa en una dirección determinada. La luz es producida por la conversión de energía que ocurre en la estructura del Led al cambiar los electrones de posición de un lugar a  otro de la pastilla de semiconductor.

Este material es robusto por lo que este tipo de dispositivos fabricados con leds son mucho más duros y resistentes que otros tipos de iluminación, como las bombillas convencionales o los tubos fluorescentes.

Con el principio del diseño y construcción de una luminaria, la elección de fuente básica de luz requiere muchos factores. Las tecnología led se está desarrollando rápidamente y su demanda en más productos ha crecido enormemente mostrándose disponible prácticamente en todas las aplicaciones, aunque a un precio mayor en principio que las otras tecnologías, aunque más rentables en el tiempo.

Con la tecnología LED se produce una menor disipación de calor, esto es debido a que la incandescencia emite luz en todo el espectro visible, siendo el difusor (que hace de filtro) quien deja pasar sólo el color requerido y el resto del espectro se transforma en calor, mientras que el diodo LED emite luz monocromática directamente, en la longitud de onda de color requerido, por lo que no existe la transformación de luz en calor.

Esta diferencia en la emisión de luz entre la incandescencia más el filtro y el diodo LED, hace que ésta sea más eficiente, ya que toda la luz emitida por foco luminoso es aprovechada en la iluminación del punto de luz.

¿Porqué Philips?

Normalización de los criterios de rendimiento para las luminarias LEDs

El auge de la iluminación LED está impulsando una considerable transformación en el sector del alumbrado, ofreciendo flexibilidad, creatividad, capacidad de programación y eficiencia energética.

Pero los estándares varían enormemente. En los últimos años, el mercado de la iluminación se ha visto desbordado por una avalancha de productos nuevos sin probar. Hay quienes proclaman prestaciones para sus productos que no superarían un examen, mientras los fabricantes establecidos esgrimen sus historiales como argumentos.

¿A quién creer?

Tal como están las cosas, no es fácil saber en quién confiar a la hora de cumplir promesas, lo que podría perjudicar la introducción de esta fantástica tecnología y al sector de los LEDs en su conjunto.

Un documento orientativo de CELMA publicado en noviembre de 2011 pretende aportar claridad al tema introduciendo una serie de criterios de calidad universales, descritos en dos artículos de IEC/PAS.

Como usuario de luminarias LED, conviene aplicar los mismos criterios de calidad, normalizados y equiparables, cuando se analizan las propuestas de los fabricantes. Las especificaciones de las luminarias LED deberán medirse siempre con referencia a dichos criterios.

Son tres los elementos que se pueden estandarizar: definiciones técnicas, métodos de medición y valores límite. Los documentos de IEC/PAS sobre requisitos de funcionamiento definen los criterios de calidad y la forma de medirlos. Así pues, ahora ya se podrán juzgar las propuestas de productos partiendo de una base equiparable y con unas reglas iguales para todos que sirvan de verdad a los intereses de usuarios, prescriptores, diseñadores y fabricantes.

Los documentos de IEC/PAS sugieren la siguiente lista de criterios de calidad para evaluar las propuestas de los fabricantes:

a) Entrada de potencia nominal

b) Flujo luminoso

c) Eficacia de la luminaria LED

d) Distribución de intensidad luminosa

e) Código fotométrico

f) Temperatura de color (Tc)

g) Índice de reproducción cromática (IRC)h) Valores de coordenadas de cromaticidad tanto inicial como mantenidai) Código de mantenimiento del flujo luminoso

j) Vida útil (en horas) del módulo LED y mantenimiento del flujo luminoso asociado (Lx)

k) Ratio de fallos (Fy), correspondiente a la vida útil del módulo LED en la luminaria

l) Temperatura ambiente (tq) para una luminaria

La Ciencia del COLOR en la era del LED

Definición de Color

 

El color es una experiencia visual, una impresión sensorial que recibimos a través de los ojos, independiente de la materia colorante de la misma.

El mundo que nos rodea se nos muestra en color. Las cosas que vemos no sólo se diferencian entre sí por su forma, y tamaño, sino también por su colorido.

Cada vez que observamos la naturaleza o un paisaje podemos apreciar la cantidad de colores que están a nuestro alrededor gracias a la luz que incide sobre los objetos.

El concepto de color varía de acuerdo al ámbito que es utilizada; desde el punto de vista físico el color es una propiedad física de la luz emitida por los objetos y substancias.

La psicología y filosofía muestran al color como un portador de expresión, efectividad, sensación, de cierto simbolismo y carácter, poseyendo su propio lenguaje y significado. El color como un influyente en el ser humano, cuando domina en el ambiente. Por ejemplo, estar de amarillo da un humor sereno y alegre, es una influencia positiva.

Se dice que el color deriva de la descomposición de la luz blanca proveniente del sol, o de un foco o fuente luminosa artificial. La apariencia de esos colores siempre es visual, y va a variar según la naturaleza de los rayos luminosos y el modo en que son reflejados.

El color blanco de algunos cuerpos es debido a la reflexión de todos los rayos del espectro visible. En la descomposición de la luz blanca se ven los siete colores espectrales: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta. El color negro, resulta de la ausencia de toda impresión luminosa, está en oposición al color blanco.

Tenemos también el color pigmento o color materia, el cual se concibe como la capacidad que tienen los cuerpos para absorber cierta porción de rayos de luz y reflejar únicamente la longitud de onda que le corresponde a sí mismo. Por ejemplo; la manzana absorbe todos los colores contenidos en la luz blanca, pero refleja sólo la porción de rayos color rojo.

POR LO QUE SEGÚN LA CALIDAD DE LA FUENTE DE LUZ, ASÍ SERÁ PERCIBIDO EL COLOR DEL OBJETO

                                                        TEMPERATURA DE COLOR

La temperatura de color de una fuente de luz se obtiene en comparación a la que emitiría un cuerpo de color negro, calentado a una temperatura determinada. Por este motivo, esta temperatura de color se expresa en kelvin, a pesar de no reflejar expresamente una medida de temperatura.

La ley de Planck describe la radiación electromagnética emitida por un cuerpo negro en equilibrio térmico en una temperatura definida.

                                                        LUZ Y SALUD

 

EL CICLO CIRCADIANO

Los ritmos biológicos existen en todos los seres vivos. La cronobiología trata describirlos, conocerlos y  detectar las causas que pueden alterarlos.

De esta forma se sabe que los movimientos de rotación y traslación de la tierra,  que provocan que haya día, noche y las estaciones del año, afectan mucho sobre la conducta humana.

Otros factores que nos afectan son los horarios y la luz solar. No es casualidad que países tan avanzados como Noruega, Suecia o Finlandia registren unas de las mayores tasas de suicidios y depresiones a nivel mundial.

A nivel fisiológico, ante la ausencia de luz, nuestra glándula pineal segrega melatonina, hormona encargada mayoritariamente del ciclo diario del sueño. En caso de que haya luz, serán las neuronas que componen el núcleo supraquiasmático ubicado en el hipotálamo, las que se activen, y corten la secreción de melatonina. De esta forma en función de las horas de luz y de la estación del año en la que nos encontremos nuestros ritmos bilógicos irán cambiando.

Una luminosidad adecuada y un elevado confort visual repercuten positivamente en el proceso de recuperación de los pacientes ingresados, así como mejora el rendimiento profesional y académico en oficinas y centros educativos, reduciendo el estrés y facilitando el descanso.

La luz natural varía de forma dinámica desde el amanecer hasta el ocaso.

La vida es un fenómeno rítmico, regulado por ritmos biológicos dependientes de un reloj endógeno y de sincronizadores ambientales. La actividad de cualquier ser vivo es un fenómeno que se manifiesta siempre con una variación regular y no como un proceso continuo.
Los ritmos circadianos constituyen el reloj biológico humano que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia.

El ser humano se ha adaptado de forma natural a despertarse cuando sale el sol y acostarse cuando se pone. El desajuste de los relojes circadianos podría estar directamente relacionado con múltiples trastornos y alteraciones de la salud.

La iluminación artificial agresiva en la mayoría de entornos laborales y en algunos hogares, se ha desarrollado pensando en el consumo de energía y el costo económico. Sin embargo, estas eficiencias de iluminación alteran los ritmos circadianos innatos, vinculados al estado de salud general.

La iluminación circadiana consiste en regular las luminarias, de forma manual o automática, para adaptar la temperatura de color y la intensidad de la luz artificial de los espacios cerrados a los ciclos biológicos naturales de los seres vivos. Esta tendencia está llegando con fuerza y promete mejorar la calidad de vida, reducir el estrés y aumentar la productividad de las personas.

La Tecnología Led de Luz Circadiana “Tunable White” permite ajustar dinámicamente la temperatura de color de la luz blanca.

Ya sea en la oficina, en la universidad en el hospital o el hogar: con la temperatura de color y la intensidad de iluminación correctas, las personas se sienten bien a pesar de la iluminación artificial. Por ello, la solución luminosa “Tunable White” reproduce la luz del día y se adapta a las necesidades individuales.

Por ejemplo, se puede mejorar el bienestar de los pacientes en las instalaciones médicas y se puede acelerar el proceso de curación. También los estudiantes y los empleados de oficina se benefician de la solución luminosa: las personas pueden trabajar más concentradas y son más productivas.

La temperatura de color se puede regular de forma continua y permite seleccionar el color de luz especial para cada aplicación. Sobre todo en el ámbito de las tiendas, esto consigue una mejor presentación de las mercancías. Adicionalmente, el sistema se puede regular entre un 100% y un 10%, sin desplazar la temperatura del color. La solución de sistema ha sido precalibrada en la producción, y se puede utilizar de inmediato sin mayores adaptaciones. 

Las luminarias permiten cambiar de blanco cálido a blanco frío, imitando el ciclo circadiano, cambiando la tonalidad en función de la hora del día. Este tipo de luminaria es ideal para residencias de ancianos, hospitales, centros de trabajo, hogares…