LED PARTNER:

PHILIPS

AUDITORÍAS DE EFICIENCIA 

ENERGÉTICA

EXPERTOS EN ILUMINACIÓN

DE TEMPLOS

ELABORACIÓN DE PROYECTOS

FACULTATIVOS

PROFUNDO CONOCIMIENTO

DE LAS ESCENAS, PARA UNA ÓPTIMA

PERCEPCIÓN DEL ENTORNO

NOS ADAPTAMOS A LAS EXIGENCIAS

DE NUESTROS CLIENTES

Iluminación Arquitectural y Tecnología LED

Resalta monumentos, interiores y edificios de una manera definitiva.

Esta tecnología de control de la luz proporciona a la arquitectura un nuevo concepto en la iluminación y decoración de fachadas y en la ambientación interior de Templos y Edificios emblemáticos.
El coste energético es altamente reducido y las posibilidades son prácticamente ilimitadas.

La luz es un componente esencial en cualquier medio ambiente ya que hace posible la visión del entorno; pero además, al interactuar con los objetos y el sistema visual de los usuarios, puede modificar la apariencia del espacio, influir sobre su estética, ambientación y afectar el rendimiento visual, estado de ánimo y motivación de las personas.

La iluminación de edificios sagrados: protección y conservación

Un buen ambiente de iluminación en las iglesias contribuye esencialmente a que los visitantes se sientan acogidos y que les permite retirarse por un momento de la vida cotidiana. Esto se puede lograr con una iluminación directa e indirecta coordinada, reduciendo a lo máximo los reflejos, buena reproducción cromática y colores cálidos. Componentes de iluminación directa acentúan elementos litúrgicos, mientras que los componentes de luz indirecta crean brillo espacial general con características de luz suave.

El uso de la tecnología LED con el componente mínimo UV garantiza la protección del arte sacro, y permite la regulación de luminarias y adaptar la iluminación al ambiente deseado.

El diseño de iluminación requiere comprender la naturaleza (física, fisiológica y psicológica) de esas interacciones y además, conocer y manejar los métodos y la tecnología para producirlas, pero fundamentalmente demanda una fuerte dosis de intuición y creatividad para utilizarlas. Visto desde una perspectiva globalizadora, el diseño de iluminación puede definirse como la búsqueda de soluciones que permitan optimizar la relación entre usuario y su medio ambiente. Esto implica tener en cuenta diversos aspectos interrelacionales y la integración de técnicas, resultados, metodología y enfoques de diversas disciplinas y áreas del conocimiento, como la física, la ingeniería de edificios, la arquitectura, el gerenciamiento energético y ambiental, la psicología, el arte, etc. Por ello la solución a una demanda específica de iluminación debe ser resultado de un marco interdisciplinario.

Ventajas Generales de usar LEDs:

Flexibilidad en el diseño: luces ocultas

Ahorro hasta un 80% en consumo de electricidad

Colores saturados sin uso de filtros

Luz directa que incrementa la eficiencia del sistema

Robustez, seguridad frente a vibraciones. Fuente de estado sólido

Menor dispersión de luz al hemisferio superior debido a un mejor control óptico

Luz dinámica, con posibilidad de cambiar el punto blanco

Regulación total sin cambio de color

Arranque instantáneo 100% luz

Sin pérdidas en los filtros

Vida larga (hasta 50.000 horas)

Reducción de costes de mantenimiento

Lo Instala y se Olvida.

El concepto de iluminación eficiente:

Se puede decir que un sistema de iluminación eficiente es aquel que, además de satisfacer necesidades visuales, crea también ambientes saludables, seguros y confortables; posibilita a los usuarios disfrutar de atmósferas agradables; emplea apropiadamente los recursos tecnológicos (fuentes luminosas, luminarias, sistemas ópticos, equipos de control, etc.) y hace un uso racional de la energía para contribuir a minimizar el impacto ecológico y ambiental. Todo esto por supuesto, dentro de un marco de costos razonable que no solamente debe incluir las inversiones iniciales sino también los gastos de explotación y mantenimiento.

Iluminando interiores de forma sostenible:

Alrededor del 65% de toda la electricidad utilizada en la mayoría de los edificios corresponde a la iluminación, lo que la convierte en uno de los puntos más interesantes para ahorrar energía. La renovación del alumbrado es además una de las actuaciones más sencillas y económicas de llevar a cabo para rehabilitar energéticamente una instalación. Tanto realizando reemplazos punto a punto de las luminarias o lámparas existentes como a través de una nueva implantación de sistemas de iluminación que reduzca la potencia instalada se puede conseguir reducir drásticamente el consumo de un edificio. Estas soluciones unidas a las posibilidades de gestión, racionalización del uso de la energía e interacción con el resto de sistemas del edificio que habilitan los sistemas de control, permiten reducir sensiblemente la demanda energética de las instalaciones eléctricas generando rápidos retornos de la inversión.

Sistemas de gestión y control de la iluminación

Independientemente de que la solución es autosuficiente o integrada en la luminaria – los sistemas de gestión de la iluminación inteligentes  establecen nuevos estándares en el control flexible de la luz y el ahorro energético en los edificios. En este concepto de iluminación, la cantidad de luz artificial se adapta a la luz del día existente para maximizar la eficiencia de energía. La eficiencia puede incrementarse aún más mediante el uso de sensores de detección que encienden las luces sólo cuando una persona está realmente presente en la sala. Los sensores son un componente fundamental en cuanto a la iluminación eficiente en estancias. Con las soluciones de iluminación que ofrecen los requisitos de conservación, nuestros sistemas de gestión de la iluminación  aseguran constantes niveles con brillos predefinidos en los objetos a iluminar. De acuerdo con el tipo de sistema de gestión de la iluminación, se pueden guardar escenas de iluminación predefinidas y secuencias dinámicas y luego activarlas utilizando diversos elementos operativos tales como controles remotos, paneles táctiles y/o pulsadores.

  

¿En qué consiste la Tecnología Led?

Un diodo emisor de luz LED (led emitting diode) es un semiconductor que produce luz cuando la corriente pasa en una dirección determinada. La luz es producida por la conversión de energía que ocurre en la estructura del Led al cambiar los electrones de posición de un lugar a  otro de la pastilla de semiconductor.

Este material es robusto por lo que este tipo de dispositivos fabricados con leds son mucho más duros y resistentes que otros tipos de iluminación, como las bombillas convencionales o los tubos fluorescentes.

Con el principio del diseño y construcción de una luminaria, la elección de fuente básica de luz requiere muchos factores. Las tecnología led se está desarrollando rápidamente y su demanda en más productos ha crecido enormemente mostrándose disponible prácticamente en todas las aplicaciones, aunque a un precio mayor en principio que las otras tecnologías, aunque más rentables en el tiempo.

Con la tecnología LED se produce una menor disipación de calor, esto es debido a que la incandescencia emite luz en todo el espectro visible, siendo el difusor (que hace de filtro) quien deja pasar sólo el color requerido y el resto del espectro se transforma en calor, mientras que el diodo LED emite luz monocromática directamente, en la longitud de onda de color requerido, por lo que no existe la transformación de luz en calor.

Esta diferencia en la emisión de luz entre la incandescencia más el filtro y el diodo LED, hace que ésta sea más eficiente, ya que toda la luz emitida por foco luminoso es aprovechada en la iluminación del punto de luz.

¿Porqué Philips?

Normalización de los criterios de rendimiento para las luminarias LEDs

El auge de la iluminación LED está impulsando una considerable transformación en el sector del alumbrado, ofreciendo flexibilidad, creatividad, capacidad de programación y eficiencia energética.

Pero los estándares varían enormemente. En los últimos años, el mercado de la iluminación se ha visto desbordado por una avalancha de productos nuevos sin probar. Hay quienes proclaman prestaciones para sus productos que no superarían un examen, mientras los fabricantes establecidos esgrimen sus historiales como argumentos.

¿A quién creer?

Tal como están las cosas, no es fácil saber en quién confiar a la hora de cumplir promesas, lo que podría perjudicar la introducción de esta fantástica tecnología y al sector de los LEDs en su conjunto.

Un documento orientativo de CELMA publicado en noviembre de 2011 pretende aportar claridad al tema introduciendo una serie de criterios de calidad universales, descritos en dos artículos de IEC/PAS.

Como usuario de luminarias LED, conviene aplicar los mismos criterios de calidad, normalizados y equiparables, cuando se analizan las propuestas de los fabricantes. Las especificaciones de las luminarias LED deberán medirse siempre con referencia a dichos criterios.

Son tres los elementos que se pueden estandarizar: definiciones técnicas, métodos de medición y valores límite. Los documentos de IEC/PAS sobre requisitos de funcionamiento definen los criterios de calidad y la forma de medirlos. Así pues, ahora ya se podrán juzgar las propuestas de productos partiendo de una base equiparable y con unas reglas iguales para todos que sirvan de verdad a los intereses de usuarios, prescriptores, diseñadores y fabricantes.

Los documentos de IEC/PAS sugieren la siguiente lista de criterios de calidad para evaluar las propuestas de los fabricantes:

a) Entrada de potencia nominal

b) Flujo luminoso

c) Eficacia de la luminaria LED

d) Distribución de intensidad luminosa

e) Código fotométrico

f) Temperatura de color (Tc)

g) Índice de reproducción cromática (IRC)h) Valores de coordenadas de cromaticidad tanto inicial como mantenidai) Código de mantenimiento del flujo luminoso

j) Vida útil (en horas) del módulo LED y mantenimiento del flujo luminoso asociado (Lx)

k) Ratio de fallos (Fy), correspondiente a la vida útil del módulo LED en la luminaria

l) Temperatura ambiente (tq) para una luminaria

La Ciencia del color en la era del LED

Nuestra comprensión de cómo se percibe y se mide el color ha cambiado con el tiempo, basado en nuevos descubrimientos, nuevos modelos de color y fuentes de luz en evolución. Como con cualquier tecnología digital disruptiva, la introducción y el dominio del mercado de la iluminación LED hace que muchas de las viejas formas de pensar sobre el color quede obsoleta. También introduce nuevas capacidades extraordinarias, oportunidades emocionantes y nuevas aplicaciones que eran impensables, inaplicables o imposibles hace apenas una década.

Pero el paso a la tecnología LED también crea confusión. Los profesionales de la iluminación ahora tienen que lidiar con nuevos enfoques subyacentes al color que van más allá de los conocidos RGB, incluyendo RGBA, RGBW y otras luminarias multicanal. Tienen que estar en sincronía con la evolución de los estándares. Y tienen que elegir entre una amplia gama de componentes del sistema, incluyendo luminarias, controladores y sensores.
Como visionario que ayudó a liderar la revolución de la iluminación LED, Philips tiene una perspectiva única sobre la ciencia del color y un profundo conocimiento de todos los aspectos de la iluminación. Creamos Color Matters para proporcionar a los profesionales de la iluminación de todo tipo una guía breve y fácil de leer que ofrece:

  • una visión general de los conceptos básicos de ciencia del color
  • una exploración de cómo la ciencia del color está cambiando en la era del LED
  • una visión general de las tecnologías de Philips que maximizan el rendimiento y la coherencia
  • Orientación general para escenarios de iluminación específicos

La ciencia tradicional del color creó una forma racional para los diseñadores de iluminación y otros

Para cuantificar la salida de luz y describir cualidades de color específicas de las fuentes de iluminación incandescente convencionales. CCT, CRI y otras medidas sirvieron como un paradigma exacto para definir la luz dentro de ese contexto. Pero como hemos visto, los viejos estándares no son ideales para el mundo del LED. Las normas aceptadas y su terminología asociada no desaparecerán (al menos de inmediato), sino que se complementarán con otras formas más precisas de cuantificar el color y diferenciar entre distintas fuentes de luz.

Como suele ocurrir, la irrupción digital (iluminación LED) ha inspirado un proceso paralelo hacia la estandarización. En algún momento en el futuro, nuestra industria adoptará una manera estandarizada de evaluar la reproducción de color de la fuente de luz. Se pueden considerar como pasos importantes hacia el objetivo de la estandarización las herramientas innovadoras, como la escala de calidad del color (CQS), el índice de área de gama (GAI) y ahora TM-30 de IES. Pero la realidad cotidiana de los profesionales de la iluminación de hoy en día es que tienen muchas alternativas disponibles al elegir cómo lograr su visión creativa. Conocer estas alternativas -y sus fortalezas particulares- es crítico.

Diseño de iluminación es todo acerca de las opciones.

Para los diseñadores de iluminación, la elección inicial es entre las tres principales variedades de luz blanca, color o cambio de color etc. Esta elección conduce entonces a un segundo nivel de decisiones: qué tipo de fuente de luz usar para crear esa luz. Antes de elegir una luminaria específica, factor de forma o vendedor, los profesionales de la iluminación se enfrentan a una decisión fundamental sobre qué tipo de fuente de luz funcionará mejor para su aplicación.